cultivo

El cultivo de la planta de azafrán no es complejo, es una tarea que puede realizar cualquier persona ( ya que puedes tener unos bulbos en casa en macetas o jardineras) y sobre todo cualquier agricultor.

El precio elevado es por la baja producción y alta demanda laboral.

 

El azafran es España y en concreto en castilla la mancha, se recoge durante un mes terminando para el dia de los santos, todas las mañanas sale la flor y ese mismo día se ha de coger de la tierra y ya en un sitio mas calido y comodo sacar uno a uno los tres estambres de cada flor.

¿Cómo cultivar Azafrán?

En jardinera, maceta o tu jardín…

El azafrán es una de las especia más valoradas en el mundo. No por nada lleva el sobrenombre de oro rojo y su costo es muy superior a otros tipos de condimentos, se puede decir que el azafrán es la especia más costosa de la tierra.

Pese a lo anterior su costo se debe más al proceso de extracción que a su cultivo, ya que este ultimo no conlleva mucha dificultad y puede plantarse no sólo en países, como: Francia, sino también en otros muchos del mundo.

Ahondemos en su cultivo tanto en jardín, maceta o jardinera. Si quieres sembrar tu propio oro rojo sigue leyendo te diremos todo lo que necesitas saber sobre cómo cultivar azafrán.

El azafrán en la historia

El azafrán en la antigüedad toco a más de una civilización. Hay pruebas de que el oro rojo ha estado muy presente desde el año 2300 A.C. desde el antiguo Egipto, hasta en los jeroglíficos del hombre prehistórico nos muestran que esta bonita flor fue descubierta mucho antes de que llegara a tu paladar en la famosa paella española.

El azafrán en la antigüedad no limitaba su uso a la gastronomía, era usado de diferentes maneras, como: perfume, pintura, en la medicina y hasta formaba parte importante en ritos y ceremonias religiosas.

El azafrán ha sido encontrado en pinturas rupestres, gracias a su intenso color se usaba para dibujar sobre rocas las bestias que tanto acechaban al hombre.

No sólo en la prehistoria se usó para dibujar, sino fue el protagonista en muchas pinturas, sobre todo en el imperio Romano y Grecia. Por ejemplo, en el palacio de Minos en Creta hay un fresco que data de 1700 A.C. donde se ve reflejado una cosecha de azafrán. Mientras que en la isla Santorini se descubrió otro fresco que data del 1500 A.C. presentaba a una joven cosechando azafrán.

Sin embargo, no sólo ha sido pintura; en las alfombras persas que datan del siglo X A.C. fueron hallados hilos de azafrán.

Una referencia que ubica el oro rojo en Egipto es en los cantos de Salomón, donde por el nombre de Karkom se hablaba de sus bondades. Era para esta civilización un regalo de la naturaleza se usaba, como: perfume, pintura, en la cocina y hasta en los ritos.

Una curiosidad del uso del azafrán en el antiguo Egipto reside, en su uso para teñir las mortajas con las que eran embalsamadas las momias. Para las mujeres se buscaba una tonalidad amarilla y para los hombres una roja.

Sin embargo, donde quizás fue más apreciado el azafrán fue en la antigua Grecia y en Roma. Las clases más altas de la sociedad disfrutaban de su olor y exquisito color, este ultimo se usaba para teñir los vestidos de fiestas y también el cabello. Además, era común esparcir azafrán por el suelo cuando había festines y servía de relleno para los cojines.

En Grecia el azafrán era considerado un perfume que potenciaba la sensualidad. Era común que se esparciera en los vestíbulos, en los teatros, patios y hasta en los baños romanos.

Cuando Nerón el emperador del imperio Romano, entró a Roma todas las calles fueron rociadas con azafrán.

Personajes de la historias muy famosos, veían en el azafrán un potente aliado. Alejandro Magno se bañaba en agua de azafrán porque según él ayudaba a tratar las lesiones.

Se hace mención del azafrán en diferentes libros antiguos, como: la biblia y en la Ilíada.

Sin duda alguna el azafrán tuvo repercusión en la historia, pero su influencia más fuerte fue en la economía. El azafrán llego a ser tan demandado que lo resguardaban oficiales dedicados únicamente al cuido del oro rojo, en el momento que era comerciado.

Hoy en día sigue siendo una de las especies más costosas del mundo, descubre como cultivarla en tu casa.

Algunos basamentos que hay que saber antes de cultivar azafrán en casa

Muchas personas creen que cultivar azafrán es difícil, o requiere de un clima muy particular, pero es todo lo contrario. El azafrán no requiere de un clima peculiar, su alto costo se debe a que se necesitan muchas flores para conseguir sólo un gramo.

El oro rojo puede ser facilmente cultivado en tu casa, puede ser en tu jardín o en una maceta.

Quizás la exigencia más alta del cultivo de azafrán es la tierra. El suelo debe tener unas características específicas, las cuales en todo caso no son difíciles de conseguir.

Antes de ahondar en los requerimientos que exige el azafrán para su cultivo, hablemos del ciclo vegetativo del mismo.

Ciclo vegetativo del azafrán

Básicamente el ciclo vegetativo del azafrán se caracteriza por el periodo de plantación y florescencia.

El primer estadio, el de plantación ocurre de junio hasta mediados de septiembre.

El segundo; la florescencia pasa durante la totalidad del mes de octubre. A partir del primer año se podrá disfrutar de este.

Hay cierto desarrollo vegetativo durante el invierno y luego ocurre la desecación de las hojas en mayo.

Esencialmente el azafrán florece en otoño, generando unas flores de un hermoso tono purpura. Esta flor en su centro produce tres filamento o estigma de color rojo, unido a un estilo en color blanco que puede tornarse amarillo. Las flores pueden crecer hasta cinco centímetros, pero la cantidad de estigma son únicamente tres por flor.

El estilo no añade ningún tipo de olor o sabor al azafrán, tanto el gusto como el olor y color proviene directamente de los estigmas. El estilo esta unido al estigma y a pesar de que se usa para hacer el condimento no aporta nada al producto final.

La cosecha suele empezar a finales de octubre y culminar a principio de noviembre.

Las flor de azafrán tiene la particularidad de que se marchita muy rápido, por lo que al abrirse por completo debe ser recogida; ya que al secarse y marchitarse la calidad de los estigmas disminuye notablemente. Normalmente la flor de azafrán florece al amanecer y se recomienda su recolecta antes de las diez de la mañana, entre el amanecer y dicha hora.

Es muy importante como sea manipulada la flor de azafrán luego de recogida, ya que esto puede influir notablemente en su calidad. En futuros apartados hablaremos de como manipular los estigmas para obtener una buena cosecha de azafrán.

A continuación, hablaremos del tipo de suelo y clima que requiere la planta de azafrán para cultivarse con éxito.

El clima idóneo para cultivar azafrán

El clima para el cultivo de azafrán es muy permisivo, quizás a lo que le tema un poco los bulbos sea a la humedad que sólo es requerida en dos fases de su ciclo vegetativo.

En pocas palabras el azafrán durante el verano debe estar bajo un clima seco y caluroso y, en invierno frio. Un tipo de clima muy común en muchos países del mundo.

Si vives en un sitio con un clima templado, cálido y seco se te dará muy bien el azafrán. Pese a lo anterior el azafrán soporta muy bien el frio intenso y cierta cantidad de humedad, sin abusos; esencialmente la temperatura promedio debería rondar entre los 10°C a 15°C.

El azafrán es una planta que no requiere de riego constante.

La humedad por su parte favorecerá los bulbos de azafrán en la primavera y a principio de otoño, en este último permite que la floración ocurra más rápido. Es en ese momento que puedes usar el riego para mejorar el nivel de humedad, con cuidado porque si exageras las raíces se pueden podrir.

Por lo anterior, notarás que puedes plantar azafrán en casi cualquier lugar del mundo. El mayor cuidado que debes tener es no pasarte con la humedad del ambiente, si observas que hay mucha limita el riego.

El suelo para cultivar azafrán

El azafrán no es muy exigente con el suelo, puede crecer en diferentes tipos de terreno. Sin embargo, para tener una cosecha de calidad que no sufra de problemas de crecimiento lo mejor es optar por un suelo de los siguientes:

  • Silíceo arcillosos

  • Silíceo calcáreo

  • Arcilloso calcáreo

  • Limosa neutra, con un pH de 6 hasta 8

Si lo anterior no te indica nada, es fácil; el azafrán para su cultivo exitoso debe ser sembrado en una tierra permeable, es decir; que permita la circulación del agua, suelos que admitan el filtrado rápido y no guarden mucha humedad.

Siguiendo con lo anterior debes evitar las tierras pesadas, impermeables con apariencia arcillosa; ya que estas guardan mucha humedad lo que a la larga puede ocasionar la pudrición del bulbo.

Se da bastante bien en suelos arenosos si están abonados con materia orgánica, es ideal este tipo de arena cuando se siembra en macetas. Si vas a optar por el cultivo de azafrán en maceta puedes mejorar la tierra con simple arena, mantillo o turba.

El azafrán no se siembra con semillas corrientes, sino con un bulbo. La planta que nace lleva por nombre azafranal. Lo ideal es que se plante durante los meses de junio a septiembre.

Cuidados que debes tener con las plantas de azafran

Normalmente si cultivas los bulbos de azafrán en tu jardín debes tener mucho cuidado con los animales, la verdad es que les gustan muchos estos y pueden destruir toda tu siembra. Sobre todo, los ratones campesino y los campañoles. En cuanto a los conejos no se meten con los bulbos, pero si tienen debilidad por las flores y hojas.

La mejor manera de evitar estos intrusos es, la colocación de una alambrera que resguarde el azafranal.

En rara ocasión un azafranal menor de tres años se enferma, pero luego de este periodo tres hongos pueden atacarlo:

El rhizoctonia crocorum

Este hongo puede generar ulceraciones oscura y mucha descomposición seca.

El fusarium

El hongo fusarium es facilmente identificable; ya que este tiende a dejar una línea de color anaranjado en el bulbo que normalmente indica el limite entre la parte sana y la infectada.

El rhizoctonia morado

Esta es de la peor infestación que puede sufrir tu azafranal, es sumamente contagiosa y es muy resistente a los fungicidas.

Estas tres infestaciones suelen ser muy resistentes, pero normalmente un azafranal joven no sufre de estas. Suelen aparecer luego del tercer año de vida, por lo que es muy recomendable replantar en otro lugar.

Los especialista en cultivo de azafrán indican que lo mejor es no usar la misma parcela, hasta que por lo menos pases diez años del ultimo cultivo.

¿Como se cosecha el azafrán?

El momento ideal para empezar la cosecha de azafrán es a principio de octubre o a finales del mismo mes. El mismo azafranal te mostrará las fragantes flores abiertas y ese será el indicativo para empezar la recolección.

Este proceso de floración suele durar aproximadamente un mes. Hay dos formas en las que puedes cosechar el azafrán, hablemos al respecto. Cuando se tiene muchas flores y la cosecha es abundante, se puede recoger la flor apenas se abra y luego proceder a extraer los estigmas.

El otro método se llama: la escamonda. Básicamente para este no se quita la flor del azafranal, sino se extraen con pinzas los filamentos de color rojo. El resto de la flor no tiene mayor uso, sus pétalos y pistilos amarillos son desechados.

Luego de cosechado y extraídos los filamentos se procede al secado, sino son sometidos al secamiento se dañan en poco tiempo.

Para lo anterior sólo es necesario colocar los estigma en un tamiz, de preferencia en un lugar aireado a una temperatura entre 40°C a 60°C.

Una vez seco el azafrán, se guarda al menos por un mes antes de usarlo, para potenciar su sabor.

¿Cuánto azafrán podre obtener de mi cosecha?

El azafrán no es llamado el oro rojo por su dificultad de cultivo, sino por la increíble cantidad de flores que se necesitan para hacer la valiosa especia.

Básicamente para obtener tan sólo un gramo de azafrán, necesitarás aproximadamente los estigmas de 150 flores de azafrán. Un azafranal puede dar entre 2 a 5 flores, dependiendo de su edad.

Además, no todos los azafranales dan estigmas de calidad.

¿Cómo saber si tengo azafrán de buena calidad?

Para tener un azafrán de alta calidad se debe desechar la parte de la flor que no se requiere, por ejemplo: muchos cultivadores añaden el estilo durante el procesamiento de la especia, lo cual no aporta absolutamente ningún tipo de virtud; ya que el estilo no tiene el sabor, olor o color que añade el estigma.

Si quieres un azafrán de gran calidad solo usa los filamentos de intenso color rojo. Normalmente un estigma de alta calidad es seco y tiene un color rojo muy fuerte.

Y, por último, un paso a paso para cultivar azafrán en maceta

Tu puedes sin problema sembrar azafrán en una maceta o jardinera, para ello necesitarás bulbos.

La tierra puede ser normal, trata de que sea bastante permeable. Cuida también que no contenga inquilinos de ningún tipo y este sana.

Puedes sembrar varios bulbos en una misma jardinera o maceta grande, sólo cuida que entre ellos allá una distancia de 15 centímetro. Haz un agujero no muy profundo y siembra el bulbo.

Recuerda todo lo explicado anteriormente y evita la humedad excesiva y el regado abundante. Esta planta crece muy bien en climas secos y calurosos. Si empieza una temporada de lluvia lo mejor es resguardar la planta para que la humedad no pudra las raíces.

Si tienes paciencia en pocos meses podrás disfrutar de tu propio azafrán…

cultivo
5 (100%) 1 vote